La visión de BLab sobre empresas y ciudadanía en el nuevo contexto socioeconómico.

29 julio 2020 Noticias
Featured Video Play Icon

Pablo Sánchez, Director Ejecutivo de BLab Spain (BCORP), nos habla en la siguiente entrevista sobre el rol de las empresas en la nueva realidad surgida de la crisis de la COVID 19. También reflexiona sobre el papel de la ciudadanía en los hábitos de consumo. La organización BLab promueve el movimiento BCorp que impulsa modelos de empresa orientadas a aportar soluciones a los retos sociales y ambientales de nuestro mundo. Se constituye con el objetivo de crear valor no solo económico y sino para el conjunto de la sociedad.

 

¿Cómo pueden las empresas transformar la crisis de la COVID 19 en una oportunidad?

Esta crisis nos plantea nuevos paradigmas, entre ellos, el paradigma de interdependencia. Somos conscientes de nuestra vulnerabilidad y necesitamos desarrollar nuevas estrategias. Las empresas tienen que reforzar sus cadenas de valor y las relaciones con clientes y proveedores porque saben que reforzando su ecosistema tendrán más capacidad de supervivencia. Aparecen también nuevas tendencias que se aceleran, como la digitalización o el trabajo en remoto. Dentro de estas tendencias yo destacaría la sostenibilidad. Muchas empresas con las que trabajamos afirman que la sostenibilidad es cada vez más un factor estratégico de negocio. Esto implica una reflexión profunda sobre cuáles son los compromisos de la empresa, cómo genera valor, qué productos o servicios ofrece, cuáles son sus procesos. Esta situación de crisis acelerar esta reflexión y por tanto su ejecución.

 

¿En qué dirección pueden cambiar los hábitos de la ciudadanía? ¿Qué podemos hacer ante la realidad que afecta el planeta y las personas?

Somos fundamentales desde nuestros diferentes papeles como ciudadanos. Un ciudadano tiene la vertiente de consumidor, cuando consume está determinando qué tipo de empresa quiere que esté en el mercado. Su decisión de compra vincula una serie de valores respecto a las empresas que están ofreciendo unos determinados productos o servicios. Incorporar conceptos como compra de proximidad, compra ética o ecológica acelerará la transformación empresarial. El ciudadano también es educador, su función dentro de las escuelas y las universidades también es fundamental, cómo amplía o divulga la posibilidad que tenemos como sociedad de transformar nuestro modelo económico. El ciudadano también es legislador o grupo de presión, podemos ejercer nuestra acción colectiva ante los políticos para acelerar determinadas regulaciones. Tenemos una responsabilidad clave. De nuestra capacidad de movilización depende el grado de aceleración que tendrá este proceso.

 

¿Qué valor puede aportar Amiga ETT Social en su interacción con las empresas? ¿Y qué puede aportar en la promoción de hábitos de consumo sostenible?

Amiga ETT Social tiene relaciones con empresas y en este sentido tiene una labor didáctica y divulgativa sobre por qué su oferta aporta un valor a la compañía. Explicar qué valor diferencial aporta que personas que tienen dificultades para acceder a un trabajo puedan tener una oportunidad laboral. Esta acción,  como modelo de negocio, refuerza la vinculación con los clientes y es muy relevante en el contexto de más vulnerabilidad que veremos a partir de ahora.

La empresa es un organismo vivo formado por relaciones y personas. A través de su cultura interna puede promover hábitos de consumo sostenibles, difundir entre las personas que participan en las empresas cuáles son las opciones de compra a las cuales pueden acceder y que son más respetuosas con el planeta. En las relaciones externas también se pueden introducir criterios de compra sostenible y ética con los proveedores. La gestión de todas estas relaciones externas y como divulgamos esta cultura interna puede aportar un valor no solo a la empresa sino al conjunto de la sociedad.



VEURE TOTES LES NOVETATS