Contratación por competencias ¿Por dónde empiezo?

27 septiembre 2019 Noticias

Empecemos por el principio, ¿qué son las competencias? Son aquellas aptitudes personales que definen el comportamiento de un individuo ante diferentes situaciones. 

Dependiendo del capital competencial que tenga una persona hará que ésta pueda gestionar las diferentes áreas de su vida con mayor o menor efectividad. 
Las competencias no son adquiridas genéticamente son aprehendidas a través sobre todo de: la educación familiar, la formación escolar y de las diferentes experiencias vitales que tiene la persona a lo largo de su vida. Por tanto, ¡buenas noticias! Se pueden desarrollar nuevas competencias de manera continua, lo cual nos permitirá estar mejor adaptados a las necesidades que nos vayamos encontrando.

A nivel laboral, hace ya casi una década que se aplica la selección de personal en clave  de competencias. Las empresas están dejando atrás la selección de personal basada únicamente en méritos curriculares o experiencias en puestos similares, y poco a poco se va incorporando la selección por competencias a las áreas de recursos humanos debido a los buenos resultados producidos.

¿Qué nos permite una selección por competencias?

Un ejemplo fácil de ver: Una empresa tiene delante dos currículums, dos candidatos/as para ocupar un puesto de camarero/a de sala, los dos con la misma formación y los mismos años de experiencia laboral. Es lógico pensar que aunque los cv sean prácticamente iguales, a nivel personal nunca serán iguales las dos a la hora de trabajar, son diferentes personas que desarrollarán su formación y experiencia de diferente manera (tienen diferentes competencias). ¿Cuál es la mejor candidata entonces? aquella cuyas competencias coincidan con las necesidades del puesto de trabajo, ya sea gestión del estrés, adaptabilidad o trabajo en equipo.

Por tanto, una selección por competencias le permite a la empresa escoger el candidato más idóneo, no sólo en conocimientos sino también en las habilidades que la persona posee para desempeñar el trabajo con éxito.

¿Qué competencias son necesarias para el puesto de trabajo?

Lo primero que tiene que hacer la empresa es analizar los requerimientos para ejecutar la tarea: eso dependerá del puesto de trabajo y de lo que se espera exactamente del trabajador. Es importante definir bien este apartado, el éxito de la selección dependerá en buena parte de saber detectar las necesidades de la oferta de empleo, y hay que hacerlo con visión competencial.  Las competencias más demandadas a nivel laboral serían:

En esta fase no sólo hay que tener en cuenta las necesidades del puesto de trabajo sino también la casuística de la organización para que el nuevo integrante se pueda adaptar a la manera de trabajar, a los valores y al clima de la empresa. 

Entrevistas y evaluaciones

Las entrevistas a nivel competencial van más allá del “qué has hecho” y se dirigen al “cómo lo has hecho”. En esta fase, además de la entrevista personal, se pueden incorporar dinámicas grupales, roles de acción… para poder verificar quien es la persona que mejor integra las competencias laborales que necesita el puesto de trabajo.

En resumen, siguiendo una selección por competencias, la empresa puede ser capaz de seleccionar no sólo la persona cuya experiencia o conocimientos coincidan con el puesto a desempeñar, sino que además, podrá seleccionar aquella persona que mejor encajará en la estructura de trabajo. ¿Qué significa esto? Muy simple: que la empresa seleccionando por competencias a sus trabajadores podrá predecir con mucha mayor precisión el éxito de la contratación.



VEURE TOTES LES NOVETATS